And&Or, de capital 100% nacional, ha sido contactada por empresas chinas para la adquisición de esta maquinaria, más fiable y con una capacidad de producción más alta de las que venían utilizándose hasta el momento

And&Or es una empresa dedicada a la automatización de procesos industriales desde 1986, cuenta con una plantilla de tan sólo 150 empleados y, sin embargo, dispone de filiales propias en Estados Unidos, Bélgica y China que abarcan una larga lista de clientes en más de 50 países de América, Europa, Oriente Medio, África y Asia. La innovación y la constante búsqueda de soluciones automáticas y robotizadas para optimizar los procesos de fabricación, la han convertido en referente a nivel internacional, representando las exportaciones el 85% de su volumen de negocio.

El equipo técnico de And&Or ha trabajado en el proyecto desde principios de febrero de 2020, cuando varios de sus clientes chinos demandaron una solución más fiable y eficiente a altas velocidades de producción (que difícilmente encontraban en el mercado local). La propagación de la pandemia y la escasez de producto, hicieron acelerar el proceso de diseño y fabricación de la primera máquina.

El equipo desarrollado es capaz de fabricar mascarillas de tipo quirúrgicas, de hasta 4 capas de protección y con sistemas de soldadura por ultrasonido para el ensamblaje de la mascarilla. La capacidad de producción es de 120 unidades por minuto, lo que permite alcanzar cifras superiores a 1 millón a la semana. Además, el diseño destaca por ser una solución modular y ampliable según la velocidad de producción requerida y el grado de automatización deseado, que cumple con las normativas europeas de seguridad en el trabajo (CE) y con los estándares europeos de calidad y durabilidad.

Su director general, Antonio Ortega, señala que “hemos trabajado intensamente en reducir los costes de la máquina para sacar al mercado un producto competitivo, haciendo la inversión amortizable muy rápidamente, de manera que el riesgo a la bajada de la demanda en el medio plazo no afecte a la decisión de nuestros clientes.”

La primera máquina será entregada a finales de junio, y nuestra capacidad de producción de este modelo es del orden de 4-5 al mes.

Desde la propia empresa se ha destacado que soluciones como las que han desarrollado demuestran que España está capacitada para crear un tejido industrial interno, “única manera de asegurar el abastecimiento de nuestros hospitales y ciudadanos sin depender en tan gran medida de un monopolio de fabricantes asiáticos”.